MANIFIESTO 25N

25NEl movimiento feminista está en alerta: en lo que va de año han sido asesinadas 88 mujeres. Por eso, queremos hacer un llamamiento al conjunto de la sociedad para que se sume a nuestra denuncia. Para que empecemos a asumir nuestra responsabilidad en la lucha contra las violencias machistas.

QUEREMOS UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIAS.
Recordamos que es responsabilidad de todas y todos intervenir, actuar, no tolerar ningún acto de violencia.

Además del dramático aumento de mujeres asesinadas en los últimos meses hemos asistido a una violación múltiple en Málaga, otra en Gandía, dos intentos de agresión sexual en Donostia, varios intentos de secuestro de niñas. Estos últimos días una mujer ha sido asesinada tras haber denunciado 20 veces. Dejando al descubierto, una vez más, la incapacidad del Estado ante los asesinatos machistas. No sabemos cuántas mujeres viven torturas en sus casas y en las calles, mujeres que no se atreven a denunciar los hechos porque no existen medidas eficaces para defenderlas, porque tenemos una justicia machista que, lejos de proteger y empoderar a las mujeres, las revictimiza y no las cree; porque tenemos unos medios de comunicación que constantemente nos ponen en duda.

Mientras los asesinatos aumentan, la Ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Ana Mato, está ausente. Ninguna autoridad ha comparecido; ni la Sra. Ministra, ni la delegada especial contra la violencia de género, Blanca Hernández, han salido a dar explicaciones de las actuaciones que llevarán a cabo. Señalamos que la responsabilidad de aquellas que nos gobiernan es garantizar el derecho a una vida libre de violencia a toda su población. Denunciamos que la inacción y la política de recortes en esta materia les convierte en responsables del sostenimiento y aumento de esta violencia.

Pero no nos extraña, no es raro; este repunte de violencia es el resultado de la violencia estructural: de sus políticas reaccionarias, de sus recortes presupuestarios en prevención y sanidad.

Por todo esto, las abajo firmantes EXIGIMOS
• Políticas públicas que garanticen los derechos humanos de las mujeres.
• Coeducación en las aulas, en todos los ciclos educativos.
• Formación obligatoria en igualdad de género y violencia machista para el profesorado de Educación Primaria y Secundaria, para el personal sanitario, de Servicios Sociales y de la Administración de Justicia.
• Protocolos eficaces de detección de las violencias machistas en los Centros de Salud.
• Medidas eficaces de protección de las mujeres dotadas de presupuestos realistas; ya que, aunque, dentro de los Presupuestos Generales del Estado para 2015 el programa contra la Violencia de Género sube un 8,6%, sigue siendo insuficiente para suplir la extinguida financiación municipal de los puntos de atención a la violencia de género. Y, sin embargo, no hay previsiones para la aplicación del Convenio de Estambul vigente desde agosto de 2014.
• Reparación a las víctimas de violencia machista y sus familias.
• Condiciones laborales dignas para las personas que trabajan en VG
En definitiva, exigimos una vida libre de violencias.
Ni sumisas, ni pasivas: mujeres combativas.
#25NLibresDeViolencias
#Almachistaledigo

Esta entrada fue publicada en Género. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *