A Jesús, José Ramón y la Plataforma “STOP URANIO”

Artículo escrito por Gabriel Risco, miembro de Equo Salamanca. Concejal en el Ayuntamiento de Salamanca en “Ganemos Salamanca”, a la que me adhiero totalmente, frente a comportamientos mafiosos, que ya creíamos superados.

Estas líneas son un grito surgido entre las encinas del campo charro. Esas encinas que Berkeley está arrancando salvajemente y que tanto duelen a mis amigos y compañeros Jesús Cruz y José Ramón Barrueco.

A ellos, compañeros luchadores, y a toda la Plataforma “Stop Uranio”, el Ayuntamiento de Retortillo quiere declarar “personas non gratas”.

¿Qué han hecho Jesús, José Ramón y el resto de personas que formamos parte de la Plataforma “Stop Uranio” para merecer semejante título del Ayuntamiento de Retortillo?

Jesús, José Ramón y el resto de personas de la Plataforma, defienden y han defendido la tierra, su tierra, nuestra tierra. Defienden el agua del río Yeltes que es de todos y ahora se la apropia Berkeley; defienden el Balneario de Retortillo, fuente de empleo y de riqueza para el pueblo; defienden la dehesa, la ganadería, las encinas, el ecosistema, el medio ambiente; defienden la vida y el futuro de sus pueblos, de la gente, de sus vecinos, de la comarca entera. Nos defienden a todos.

¿De qué la defienden? De una empresa australiana y sus intereses económicos, de su proyecto depredador con la tierra: la mina de uranio a cielo abierto “instalación radioactiva de primera categoría” y el almacenamiento de residuos radiactivos, no lejos, sino aquí mismo en Retortillo y también en Villavieja de Yeltes. Proyecto de destrucción y muerte para los pueblos, para su economía y para las personas.

¿Quién defiende los intereses comunes de la gente, de los ciudadanos, de nuestra tierra, frente a los intereses económicos de Berkeley? Debería ser su Ayuntamiento. Los Ayuntamientos son los que están más cerca de la gente. Sin embargo, el Ayuntamiento de Retortillo ya no es el representante democrático de los vecinos, ya no encarna la defensa de los intereses generales; sino que ha pasado a representar los intereses económicos de la empresa Berkeley. El Alcalde y los concejales sirven a los intereses de esa empresa y de su proyecto de la mina de uranio, algunos incluso han sido o son empleados de dicha empresa.

El acuerdo que se pretende adoptar es propio de un sistema autoritario, no democrático. Tiene como finalidad asustar, amedrentar, meter miedo para que estas personas abandonen su lucha y se doblen a los intereses de la empresa Berkeley.

No me extraña que lo haga el Partido Popular, el partido de la Gürtel corrupta. ¡Pero que lo haga el PSOE! ¿No queda nadie en este partido que levante la voz de la decencia y la dignidad?

Desde estas líneas quiero decir que no lo van a conseguir. Jesús, José Ramón y los demás de la Plataforma “Stop Uranio” sois el ejemplo a seguir: ejemplo de dignidad personal y política, de decencia, de compromiso con las personas, con la tierra, con los pueblos.

Jesús, con riesgo incluso para su salud, ha mantenido la lucha en todo momento. Gracias por tu compromiso.

José Ramón ejemplo para los cargos públicos representativos, concejal de Equo en Villares de Yeltes: la defensa de los intereses generales y de la tierra por encima de los intereses económicos de Berkeley.

No es Retortillo quien os declara personas non gratas, sino Berkeley. Y eso, amigos, compañeros, es un honor, un orgullo.

Esta lucha la vamos a ganar: Mina no, vida si”.

http://salamancartvaldia.es/not/130089/jesus-jose-ramon-plataforma-stop-uranio/

Esta entrada fue publicada en Colaboraciones, Las columnas de Javier. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a A Jesús, José Ramón y la Plataforma “STOP URANIO”

  1. Luna dijo:

    Bravo Gabriel Risco! Yo también comparto tu opinión ante la ignominia que el vendido y prevaricador Ayuntamiento de Retortillo inflnge a Jesús y a Jose´Ramón , dos comprometidos ciudadanos que luchan por el interés general de la zona. Algún día, el sabio pueblo echará de ahí a los que, como Judas, intentaron destruir, desmochar la VIDA de esos maravillos parajes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *